Claves para elegir tus cortinas

Con la ayuda de estas claves podrás vestir tus ventanas sin riesgo a equivocarte.

Las cortinas es uno de los elementos que más visten cualquier estancia, por esto es tán importante dedicarle tiempo para su elección.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la estancia. Si estamos eligiendo para el salón, para el dormitorio o para la cocina. Y el estilo decorativo que predomina, si es clásico o rústico o bien si es actual o moderno.

En el dormitorio debemos tener en cuenta es el grado de oscuridad para poder tener un descanso apropiado. Hoy en día existen oscusrantes con apariencia textil que están muy lejos de los de plástico que tan antiestéticos eran.

En la cocina, hay que escoger tejidos lavables y los estores o enrollables de screen son una muy buena solución.

También es muy importante la forma de la ventana. Cada ventana pide su cortina y no en todas se puede colocar cualquier sistema.  Hay ventanas que por su construcción y altura  piden que se coloque una barra o un riel y sea del todo imposible colocar un estor, por ejemplo.

La orientación de la estancia es fundamental por la cantidad de luz que entra y el grado de privacidad que deseamos.  Si entra mucho sol, deberemos escoger un tejido que proteja el resto de muebles que hay en la estancia o que eviten los reflejos en la pantalla de la televisión o del ordenador.

El color de las paredes es muy importante. Si queremos dar la sensación de mayor amplitud hay que escoger un tejido que sea lo más parecido al tono de la pared. Sin embargo, puede que lo que queramos es que la cortina sea el punto focal de la estancia por lo que tenemos que escoger tejidos que creen contraste. Los motivos geométricos o florales son tendencia.

El uso de la vivienda es otro de los puntos a tener en cuenta. Si una vivienda estival lo mejor es escoger tejidos livianos y de composición de fibras naturales, que nos transmitan frescor. En cambio si la vivienda es hibernal hay que poner tejidos gruesos para mantener la temperatura interior y evitar las pérdidas de calor. Los terciopelos son ideales y forrarlas es un truco que les da una mejor caída y acabado.

Aunque debido a la gran variedad de tejidos y distintas maneras de confección lo mejor es consultar con un profesional para que nos ayuden a conseguir la mejor solución y resultado estético.

Estaremos encantados de ayudarte y nos desplazamos hasta su casa para ver mejor las soluciones que podemos darte.

Ya sabes dónde estamos.interior-2570933_960_720

Share

Leave a Reply